Cristo en quien crees #6

Debemos rescatar la clara doctrina de que Jesucristo es el Hijo de Dios, Dios encarnado, muerto resucitado y exaltado. Es el Cristo preeminente.

No es creado. No es vencido.
Es creador, sostenedor
es cabeza… ¡es Dios mismo!

Es Salvador y te ha salvado.
Es Victorioso y tú has vencido
Él es Dios y tú le sirves

Ese es el Cristo en que tú crees.
Es el Cristo preeminente.
es el Cristo que en ti vive.


Este es el sexto estudio de la serie “El Cristo en el que crees”, basada en la Carta a los Colosenses.

Si, como parece, la confusión colosense giraba en torno de la figura de Cristo, entonces es claro que la enseñanza de Pablo en la carta es la de aclarar las ideas erradas y establecer la doctrina correcta sobre el Señor Jesucristo. Por esto es que, así como en Efesios tenemos una gloriosa enseñanza sobre la iglesia, en Colosenses tenemos una poderosa Cristología.

¿Será necesaria esta enseñanza hoy? ¡Definitivamente! Por eso es tan importante este mensaje para nosotros hoy como para nuestros hermanos del siglo primero. Y esto es así porque en la Teología de los últimos 150 años, Cristo ha sido disminuido, miniaturizado, anulado y domesticado. Un Cristo así puede ser un maestro, pero no el Mesías; puede ser un hombre ejemplar, pero no el Dios que puede salvar; una persona importante, pero no el Cristo preeminente.

Para este estudio cambiamos de meta y de metodología. En los anteriores estudios examinamos la enseñanza bíblica del Cristo exaltado, tal y como lo vemos en Colosenses. Frente al pecado y sus terribles consecuencias, se levanta frente a nosotros el Cristo Preeminente.

Es el Cristo que es:

  • DIOS en todo
  • CREADOR de todo
  • PREEMINENTE sobre todo

Es el Cristo que ha obrado en nosotros una nueva creación que nos ha dado la capacidad de vivir vidas cambiadas, digna del Señor a través de su Poder.

Visto esto, lo que sin duda es la enseñanza principal de la carta, volvemos ahora a examinar Colosenses como documento total y, a la misma vez, nos detendremos en la enseñanza sobre la Persona de Cristo, específicamente en aquello que, por su muerte, resurrección y exaltación, Cristo es y hace ahora.

Las Epístolas
Una de las cosas más importantes para recordar cuando se está interpretando una carta o epístola del Nuevo Testamento es recordar que son “documentos de ocasión”. ¿Qué significa esto? Significa que las cartas eran usualmente motivadas por circunstancias en las iglesias a las que se escribían o a preguntas que esta iglesia había hecho al apóstol.

La interpretación de una carta en el Nuevo Testamento es algo así como la reconstrucción de una conversación escuchando solo un lado de ésta. Para hacerlo de la manera correcta necesitamos la mayor cantidad de información posible.

Todo lo que pueda contribuir a identificar la ocasión de la carta nos ayudará enormemente en su interpretación porque, en un sentido muy directo, es su contexto histórico. Para ayudarnos a identificar la ocasión de una carta en el Nuevo Testamento nos valemos de la historia que podamos conocer, en este caso, por ejemplo, el origen de la iglesia en Colosas y también información relacionada a esta ciudad así como datos del autor, en este caso Pablo.

Por supuesto, es el mismo texto de la carta lo que nos da la mayor cantidad de información para determinar la ocasión del documento. Ya puedo imaginar lo que están pensando los radioyentes. Estamos utilizando el texto de la carta para determinar la ocasión lo que a su vez nos ayuda a interpretar la carta. Sin duda hay algo aquí parecido a un argumento en círculo. Por eso es que esta parte del estudio tiene que hacerse con mucho cuidado.

Contexto histórico: ¿Cómo?
La información que podamos recopilar de fuentes bíblicas y extra bíblicas sobre el momento histórico que rodea a la iglesia y a la carta nos ayudarán enormemente. Hay información que podemos derivar de la misma carta. En nuestro caso también podemos encontrar algo de información sobre el origen de la iglesia en el libro de los Hechos. Para información histórica las ayudas suelen ser los diccionarios bíblicos las enciclopedias bíblicas, las introducciones en los comentarios bíblicos y, en casos de estudio más profundo, revistas profesionales dedicadas al estudio de la Biblia.

Con esta información pasamos a la lectura directa de la carta. Es muy recomendable leer la carta que estamos estudiando de una sola vez, de un tirón y hacerlo todas las veces que podamos. Poder recitar el documento de memoria es una herramienta poderosa para entender sus temas, subdivisiones, etc.

Ayuda también, hasta donde sea posible y sin forzar el texto, bosquejar el contenido de la carta. Esto nos ayuda a identificar diferentes temas dentro de la misma. Aquí es importante recordar que las divisiones en capítulos así como los títulos de secciones o párrafos que aparece en negritas, no son parte del texto inspirado. Son herramientas añadidas con el paso del tiempo para facilitar la lectura. Sin embargo hay veces que estas divisiones pueden entorpecer más que ayudar.

Identificadas las partes y temas tocados en la carta, entonces procedemos a tratar de entender cómo cada párrafo contribuye al todo de la carta, en otras palabras, cómo cada sección encaja en el todo.

Una vez hemos concluido la etapa de la interpretación, pasamos a la aplicación (de la exégesis a la hermenéutica). Es MUY importante recordar que algunos de los peores errores en interpretación bíblica surgen de la prisa en llegar a la aplicación sin una correcta interpretación.

Hay varias reglas que el doctor Gordon Fee, el erudito pentecostal del Nuevo Testamento, nos sugiere cuando nos encontramos en esta etapa del estudio.

  1. Limitación. El significado de un texto no puede ser diferente a lo que significó para su autor y para sus sus lectores. Un ejemplo interesante lo encontramos en primera de Corintios 13:10.
    9 Porque conocemos y profetizamos de manera imperfecta; 10 pero cuando llegue lo perfecto, lo imperfecto desaparecerá.

En este verso el apóstol dice que cuando venga lo perfecto lo que es en parte terminará. Algunos hermanos han interpretado que “lo perfecto” se refiere al Nuevo Testamento y que, por lo tanto, lo que el pasaje está diciendo es que cuando tuviéramos el Nuevo Testamento los dones cesarían. Por supuesto esto no esto no es lo que dice el verso. Una iglesia que apenas conocía una pequeña parte de lo que hoy es el Nuevo Testamento sería incapaz de entender ese tipo de razonamiento.

  1. Similitud. La aplicación de la lección sacada resultante de nuestra exégesis depende de lo que el doctor Gordon Fee llama “puntos de contacto” de los dos contextos culturales: El del autor y los recipientes comparado con nuestro propio contexto.

Por ejemplo, no es difícil darnos cuenta que en 1 Corintios 3:16-17 el apóstol Pablo habla sobre el papel de los líderes en la edificación de la iglesia. La nota de advertencia tan fuerte en este caso se puede hacer muy directamente al iglesia de hoy.

16 ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?e 17 Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es.

Sin embargo notemos que en este caso, contrario a los otros en que se habla del cuerpo como “templo del Espíritu”, se habla de la iglesia como cuerpo y no del individuo.

  • Extensión. Esto se refiere a la aplicación del resultado de nuestra interpretación a situaciones no exactamente idénticas pero sí comparables al contexto original. Es muy importante que este paso tiene que estar avalado por el resto de la doctrina bíblica.
    Nuevamente acudimos a primera de Corintios para una ilustración sobre esto. En el pasaje ya antes mencionado, en primera de Corintios 3, se menciona que aquéllos cuyas obras son consumidas totalmente por el fuego serán salvos más “así como por fuego”.
    • 12 Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca, 13 la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. 14 Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. 15 Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego.

Es muy común utilizar este verso para hablar de que estas personas a las que se refiere el pasaje serán salvos por los pelos. ¿Cuál es el problema con esta interpretación? Que aquí no se nos está hablando de la salvación del creyente sino del juicio que Dios hará a las obras de aquellos que tenemos la responsabilidad de edificar con Cristo su iglesia. No es la salvación la que consigue por los pelos, sino la aprobación en el juicio a la obra del creyente.

Otro ejemplo lo encontramos en 2 Corintios 6:14 donde se menciona “el yugo desigual”. Es muy común aplicar este pasaje exclusivamente o principalmente al momento en que se escoge compañero compañero/a para el matrimonio. Pero cuando miramos el pasaje, Nos damos cuenta que esto no parece ser su sentido principal. El apóstol advierte sobre toda unión de relativa intimidad y confianza con aquellos que no comparten nuestra fe y se debe aplicar a otro tipo de relación, no solamente al matrimonio.

  1. Extrapolación. Aquí es cuando, con mucho cuidado, se aplica lo aprendido en una carta a situaciones no necesariamente comparables. Por ejemplo en 1 Corintios 8. Aquí el apóstol ofrece enseñanza sobre qué hacer con las comidas sacrificadas a los ídolos. Una identificación directa de esta situación en nuestros tiempos modernos en occidente sería imposible, ya que estos sacrificios a ídolos no ocurre en nuestro contexto hoy. Esto, por supuesto, no significa que los principios derivados de este pasaje, especialmente en lo que respecta a evita ser de tropiezo a nuestros hermanos, pueda aplicarse hoy.
  2. Indiferencia. Mantener como indiferente lo que aparece como indiferente en las epístolas. Aquí nos referimos a que hay asuntos en el texto bíblico que no necesariamente tienen una injerencia moral para nosotros hoy. Por supuesto esto nunca incluye lo que directamente el apóstol identifica como pecado. Lo que es pecado en una carta, debe ser considerado como pecado para nosotros hoy.

Dicho esto, ¿cuál es la ocasión de la Carta a los Colosenses? ¿Cuál es el problema en la iglesia de Colosas? ¿Cómo esto nos puede ayudar a entender la carta?

Problemas
En los primeros estudios dijimos que los creyentes en esta iglesia estaban siendo influenciado tanto por creyentes con tendencias judaizantes (en favor de seguir las prácticas de la Ley Mosaica) como por corrientes de un gnosticismo cristiano. ¿Por qué podemos pensar esto?

Podemos identificar en el texto de la carta cuando Pablo expresa oposición directa a alguna práctica o doctrina y las partes donde enfatiza en la sana doctrina.

Veamos algunos versos.

1:5 Ya habían recibido la enseñanza correcta
…han conocido por medio del mensaje evangélico que es palabra verdadera. 6 Un mensaje que ha llegado hasta ustedes y que sigue extendiéndose y dando fruto, tanto en el mundo entero como entre ustedes desde el día mismo en que tuvieron noticia de la gracia de Dios y la experimentaron de verdad.

4:2 intercedan por nosotros a fin de que Dios nos abra las puertas para proclamar la palabra, el misterio de Cristo por el cual estoy preso. 4 Oren para que yo lo anuncie con claridad, como debo hacerlo

1:7 Epafras, el aparente fundador de la iglesia, era un “representante autorizado” del apóstol Pablo.
Así se lo enseñó nuestro querido compañero Epafras, que hace nuestras veces actuando como fiel servidor de Cristo

1:23 animados a permanecer en la doctrina recibida
23 Es necesario, sin embargo, que permanezcan sólidamente firmes e inconmovibles en la fe y que no traicionen la esperanza contenida en el mensaje evangélico que escucharon y que ha sido proclamado a todas las criaturas que se encuentran bajo el cielo, y del que yo, Pablo, me he convertido en servidor.

1:25 el “misterio” de “Cristo en ustedes”
25 Dios me ha hecho servidor de esa Iglesia y me ha confiado la tarea de llevar a plenitud en ustedes su palabra: 26 el plan secreto que Dios tuvo escondido durante siglos y generaciones enteras, y que ahora Dios ha revelado a los creyentes, 27 dándoles a conocer la gloria y la riqueza que este plan encierra para los paganos. Me refiero a Cristo, que vive en ustedes y es la esperanza de la gloria.

1:28 el mensaje es Cristo
28 A este Cristo anunciamos, corrigiendo y enseñando a todos con el mayor empeño…

1:28 Si hay una plenitud que tener, está en Cristo
28 A este Cristo anunciamos, corrigiendo y enseñando a todos con el mayor empeño para que todos alcancen la plena madurez en su vida cristiana. 29 Esta es la tarea por la que me afano y lucho con denuedo, apoyado en la fuerza de Cristo que actúa poderosamente en mí.

2:10 .9 Toda la plenitud de la divinidad habita en forma corporal en Cristo; 10 y en él, que es la cabeza de todo poder y autoridad, ustedes han recibido esa plenitud.

2:2 Si hay algún misterio que conocer o una sabiduría que adquirir, están en Cristo de modo que lleguen a alcanzar toda la riqueza que supone el conocerlo todo plenamente y descubran el plan secreto de Dios que es Cristo, 3 en quien se encuentran escondidos todos los tesoros del saber y de la ciencia.

2:4 Estaban siendo enseñados el error.
Les digo esto para que nadie los seduzca con palabras engañosas.

2:8 Tradiciones humanas y potencias cósmicas sustituyen a Cristo
“potencias cósmicas” = “principios elementales”

Este concepto que aparece de manera similar también Gálatas, es uno muy interesante. Se trata, según el muy conocido biblista evangélico el Dr. F.F.Bruce se refiere al estado en que los creyentes se encontraban antes de pertenecer a Cristo.

En Gálatas se refiere tanto a los poderes asociados al culto pagano como a las leyes de la tradición judía. Estar en Cristo significaba haber “muerto a los principios de este mundo” (2:20) y volver a esta condición representaba volver a estar sujetos a ellos teniendo como resultado volver a mandamientos como “preceptos tales como: 21 «No tomes en tus manos, no pruebes, no toques»?” (Col. 2:20-21).

Según los eruditos Lowe-Nida los “principios” se refieren a “poderes sobrenaturales” con poder sobre los eventos de este mundo y podría traducirse como seres espirituales. Si fuera así el 2:20 podría traducirse así: “esos espíritus que tienen poder” o “esos espíritus que controlan”.

Igual que en Gálatas se establece una clara referencia entre esos “principios” y el mundo espiritual maligno, lo que concuerda con un poderoso pasase en Colosenses que consideraremos más tarde:

2:14 Ha destruido el documento acusador que contenía cargos contra nosotros y lo ha hecho desaparecer clavándolo en la cruz. 15 Ha despojado a principados y potestades y los ha convertido en público espectáculo, llevándolos cautivos en su cortejo triunfal.

Estos conceptos nos ayudan en el desarrollo de un perfil que ayude a identificar a aquellos que estaban confundiendo a los colosenses. Aunque es imposible ser completamente precisos, hay en la carta suficientes elementos que apuntan a movimientos judíos y pre-gnósticos.

Aunque el movimiento gnóstico como tal se manifiesta más adelante (finales del S. I y II) algunas de sus tendencias se pueden observar antes.

Leyendo el pasaje completo el cuadro parece más claro.

2:16 Estén alerta, no sea que alguien los engañe con especulaciones filosóficas o estériles disquisiciones que se apoyan en tradiciones humanas o en potencias cósmicas, en lugar de en Cristo16 Que nadie, pues, los critique por cuestiones de comida o de bebida, ni por lo que respecta a celebraciones, novilunios o días festivos en general. 17 Todo esto no es más que sombra de lo que ha de venir. La realidad es Cristo. 18 Que no les escamoteen el premio esos que hacen alarde de humildad y de dar culto a los ángeles, esos que presumen de visiones y que con sus pensamientos mundanos están inflados de vano orgullo. 19 Es gente que ha perdido el contacto con Cristo, es decir, con la cabeza por medio de la cual todo el cuerpo, a través de los ligamentos y junturas, se mantiene unido y recibe el alimento querido por Dios. 20 Si han muerto con Cristo y nada tienen que ver con las potencias cósmicas, ¿por qué se dejan imponer normas como si pertenecieran a este mundo? 21 “Prescinde de esto; no pruebes eso; no toques aquello”. 22 Pero todas esas son cosas destinadas a gastarse con el uso, como prescripciones y enseñanzas humanas que son. 23 Tienen, ciertamente, un aire de sabiduría, con su aspecto de religiosidad, su pretendida humildad y su aparente rigor ascético. En realidad carecen de todo valor; sólo sirven para satisfacer las desordenadas apetencias humanas.

Con todo esto como trasfondo Pablo recuerda a los colosenses que Cristo está sobre todo poder espiritual.

2:8 Cristo sobre todo poder
en cuya humanidad habita toda la plenitud de la divinidad, 10 y en el que, como cabeza de todo principado y de toda potestad, ustedes han alcanzado la plenitud.

2:15 Ha despojado a principados y potestades y los ha convertido en público espectáculo, llevándolos cautivos en su cortejo triunfal.

2:11 En Cristo tienen todo lo que necesitan
11 Por su unión con Cristo están circuncidados; no en sentido físico, sino con la circuncisión de Cristo, que es la que los despoja de sus desordenadas apetencias humanas. 12 Por el bautismo han sido sepultados con Cristo y con él también ustedes han resucitado al creer en el poder de Dios, que lo resucitó triunfante de la muerte.

Con todas estas ideas, ¿que está enseñando Pablo inspirado por el Espíritu? Podríamos enumerar resumidamente lo siguiente:

  1. Los colosenses estaban siendo inducidos a las prácticas religiosas-espirituales que antes les mantenían dominados por su relación con el judaísmo y con los poderes espirituales paganos.
  2. Cristo les había rescatado de estas fuerzas y les había provisto (por su muerte-resurrección-exaltación) de una vida nueva, una vida resucita. Sus pecados habían sido perdonados y ahora podían disfrutar con Cristo de Su victoria sobre los poderes del mal.
  3. La obra de Cristo en ellos era una obra completa, pero quedaba de su parte crecer espiritualmente y vivir como gente de otro mundo, “buscando las cosas de arriba, no la de la tierra”.

Enseñanzas clave.
Aclarado este aspecto de la carta quiero ahora enfocarla de otra manera más, desde un enfoque de una “Teología Bíblica”. Lo que esto significa es que ahora procuraremos entender algunas enseñanzas tal y como aparecen en toda la carta.

Este enfoque es diferente al puramente expositivo donde investigamos verso por verso la carta. Este es el enfoque que suelo practicar en este programa. La diferencia de esto (expositivo) con el teológico-bíblico estriba en que las enseñanzas, repito, se consideran a la luz de toda la carta, preferentemente sin buscar apoyo de otras partes de la Escritura.

No confundamos esto con un estilo sistemático o temático donde tratamos de estudiar lo que toda la Escritura enseña sobre un tema, intentando verlo como un todo armonioso y organizado.

En el caso de Colosenses consideraremos varias enseñanzas muy importantes.

  1. La realidad del mundo espiritual
    Uno de los síntomas de una teología moderna-liberal es el apartarse de lo sobrenatural. Bajo esa tendencia se niega la resurrección de Cristo y de sus milagros, por ejemplo. Pero no solo eso. También se mira con ojos de escepticismo lo relacionado al mundo espiritual, particularmente lo que concierne a las fuerzas del mal.

Pero en Colosenses se hace evidente, como en tantas otras partes de la Biblia que la dimensión espiritual es una realidad. Que el diablo y los demonios (ángeles-espíritus malos) existen. Más aun se explica que ese mundo (“el reino de las tinieblas”) es donde estábamos antes de convertirnos a Cristo, lo supiéramos o no.

Veamos algunos trozos de Colosenses donde observamos esto.

1:13 Él nos libró del dominio de la oscuridad y nos trasladó al reino de su amado Hijo,…

1:16 …porque por medio de él fueron creadas todas las cosas
en el cielo y en la tierra, visibles e invisibles, sean tronos, poderes, principados o autoridades: todo ha sido creado
por medio de él y para él.

2:8 Cuídense de que nadie los cautive con la vana y engañosa filosofía que sigue tradiciones humanas, la que está de acuerdo con los principios de este mundo y no conforme a Cristo.

2:18 No dejen que les prive de esta realidad ninguno de esos que se ufanan en fingir humildad y adoración de ángeles. Los tales hacen alarde de lo que no han visto; y, envanecidos por su razonamiento humano…

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial