RESUMEN

Efesios 01 (Pablo)

Imagen: Pablo en la cárcel (Rembrandt)

Carta a los Efesios: “La Iglesia vista desde el cielo”

Hoy comenzamos una interesante serie basada en la Epístola a los Efesios. Durante varias semanas estaremos desenterrando los tesoros de esta maravillosa carta.

La perspectiva que nos ofrece Efesios, es única en el Nuevo Testamento. Algunos de los temas tratados en Efesios son sencillos y conocidos. Pero otros son profundos y complicados. Todos son hermosos e interesantes. Y es que esta carta nos abre una ventana a la mente de Dios, dándonos acceso al cielo y a la eternidad. Es como si esta carta nos diera la oportunidad de mirar por encima del hombro de Dios mientras él urdía su maravilloso Plan para la humanidad.

Por supuesto, y siguiendo la enseñanza que ofrecimos en otro programa, no podemos precipitarnos, como es nuestro deseo, a lanzarnos al estudio del texto de Efesios capítulo uno. Nuestro estudio de la Epístola tiene que comenzar por importantes consideraciones que nos van a ayudar a entender su contenido como la información sobre su escritor (el Apóstol Pablo) y datos relacionados a la ciudad de Efeso y a la iglesia establecida por Pablo allí.

Efesios 01: Pablo 1:1-2

Tarso – ciudad de Cilicia (región SE de Asia, 16 Km al N del Mar Mediterráneo) en lo que hoy es Turquía. 

Importancia. 

La ciudad de Tarso fue muy importante (“Yo de cierto soy hombre judío de Tarso, ciudadano de una ciudad no insignificante de Cilicia”; Hechos 21:39). Para los tiempos del Nuevo Testamento  probablemente alcanzó una población de medio millón de habitantes. En tiempos de Pablo, Tarso era lo que hoy llamaríamos una «ciudad universitaria», demostrando sus habitantes avidez por la cultura, especialmente en las áreas de filosofía y lo que hoy llamamos las Artes Liberales. 

Judíos. 

La colonia judía en la ciudad se originó en el S. II a.C.   Se teoriza que la ciudadanía romana que disfrutaba su familia había sido el resultado de servicios especiales prestados por sus antecesores a Pompeyo en la guerra del año 67 a.C.

Su niñez, crianza y educación

Disponemos de alguna información sobre el trasfondo personal de Saulo de Tarso. La examinaremos usando como base los datos biográficos que él mismo ofrece en Filipenses 3.

1. «Circuncidado al octavo día» (Gen. 17:12; Lv. 12:13) – Fil. 3:5

2. «Linaje de Israel» (Fil. 3:5) – Judío por nacimiento y sangre, no como prosélito.

3. Crianza judía.

4. Educación 

a. Religiosa – A pesar de encontrarse lejos de Jerusalén, seguramente Saulo fue enseñado desde pequeño en los asuntos de la religión judía.

b. Oficio. Como parte de su preparación aprendió un oficio: Hacer tiendas, probablemente el mismo que su padre.

5. Ciudadanía. La familia de Saulo tenía un privilegio que pocos ostentaban. Eran ciudadanos romanos.

Su “abolengo” hebreo – «De la tribu de Benjamín … Hebreo de hebreos»-Fil 3:5

1. Tribu de Benjamín (Ro. 11:1). Esto suponía alguna distinción, quizás debido a varios motivos.

2. El término «hebreo» significa algo más que israelita. Era una contraposición al helenista judío.

3. Probablemente  era muy importante para Pablo mencionar todo esto, por haber nacido en Tarso, esto es, fuera de Palestina.

Su formación

1. Universidad? – Es probable que al ser joven fuera a la “universidad” (ver 22:3), aunque como miembro de una familia farisea quizás no, pues esto representaría contaminación.

2. Gamaliel – Más adelante viajó a Jerusalén («criado en Jerusalén»- 22:3; 26:4,5), donde estudió bajo Gamaliel, el fariseo más destacado de su tiempo y sucesor del famoso Hillel (5:34; 23:6; 26:5).

 3. Regreso a Tarso – Seguramente abandonó Jerusalén por un tiempo que coincide con el ministerio público de Jesús, pues Pablo nunca hace referencias directas a él.

4. Vuelta a Jerusalén – Más o menos a los 30 años para proseguir su carrera religiosa. 

Con respecto a su vida adulta se presentan varias importantes preguntas:

a. ¿Estuvo casado? – Es probable.

b. ¿Fue miembro del Sanedrín? Si no lo era, seguro estaba en camino a serlo: “…y en el judaísmo aventajaba a muchos de mis contemporáneos en mi nación, siendo mucho más celoso de las tradiciones de mis padres.” (Gálatas. 1:14) En la persecución dice:, «yo di mi voto…»(26:10-11). Pero quizás su voto mencionado aquí no era en el Sanedrín propiamente)

Celo religioso. «Fariseo … Perseguidor… Irreprensible»

1. Celo – Fil. 3:6; Gálatas. 1:13-14; Hechos. 9:1-2 – “en cuanto a celo, perseguidor de la iglesia…”

2. Fariseísmo

a. Historia – Sabemos que los fariseos eran una secta dentro del judaísmo.  

b. Era una secta judía caracterizada por su apego estricto a las prácticas de la Ley.

– Para ellos su interpretación de la Ley («tradición de los ancianos – Mr. 7:3) viene de Moisés en Sinaí, por lo que tiene igual valor que ley misma.

c. Influencia – A pesar de que, según Josefo (Antig. xvii. 2,4), en tiempos de Herodes no eran muchos en Jerusalén (6,000) y de que eran minoría en el Sanedrín, la influencia de los fariseos en el pueblo era muy grande.

3. Pablo el fariseo: «Irreprensible». 

– “…en cuanto a la justicia que es en la ley, irreprensible.” (Fil. 3:6)

Aunque nos pueda parecer una presunción de su parte, no era raro que se reclamara «justicia» en el cumplimiento de las prescripciones legales judías. Esta frase indica que su vida religiosa era sin tacha por un estilo de vida de acuerdo a la Ley del AT según interpretada en el farisaísmo.

4. Perseguidor – 7:58; 8:1,3; 9:1,2,21; 22:4-5; 26:9-12; I Cor. 15:9; Gálatas. 1:13-14; I  Tim. 1:13;

a. Esteban

b. Jerusalén y otros lugares. (8:3; 22:4-5; 26:9-11)

c. Permiso para Damasco. (9:1-2; 22:5; 26:12)

Conversión y llamado: De perseguidor a perseguido (Hechos. 9:1-19; 22:6-16; 26:12-18)

A. Camino a Damasco: Su conversión (9:1-19; 22:6-16; 26:12-18)

B. Camino a Damasco: El llamado (22:15; 26:16-18)

– Muchas veces ignoramos que el llamado de Pablo vino junto con su conversión (esto es, simultáneamente).

C. En Damasco: Confirmación y bautismo (9:10-19)

D. La reacción: De perseguidor a perseguido (9:19-25; Gálatas 1:16-18)

  Impacto de su testimonio: «Atónitos, confundidos y airados»  (9:21-23)

Viajes Misioneros

PRIMERO (Hechos 13:1 – 14:28) : Chipre, Antioquía de Pisidia,  (13)

  Galacia: Iconio, Listra, Derbe (14)

SEGUNDO (Hechos 15:36 – 18:22)

1. Iglesias establecidas en el primer viaje

2. Europa: Filipos, Tesalónica, Berea, Atenas, Corinto, Efeso (estadía breve)

TERCERO (18:23 – 21:16)

1. Efeso (unos 3 años)

2. Macedonia y Grecia

3. Jerusalén

Jose R. Martinez-Villamil MD., MDiv., DD. (h.c.)

Texto bíblico tomado de la NVI

© Sociedad Bíblica Internacional

24 de mayo de 2010.