RESUMEN

Efesios 23  (“Despedida”) 

“Despedida”

(6:21-24)

Introducción

Hemos llegado al final de una hermosa carta.

La carta había comenzado:

1:1 Pablo, apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, a los santos y fieles en Cristo Jesús que están en Efeso: 2 Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo. 

Muy probablemente Pablo escribe en su puño y letra las últimas palabras de despedida, como lo hizo en otras de sus cartas.

En estos últimos versos aparece Tíquico. Es probable que Tíquico haya sido el secretario a quien Pablo ha dictado la carta. En Hechos 20:4 se le identifica como proveniente de Asia. Por su asociación en este verso con Trófimo es probable que. igual que éste, Tíquico fuese de Efeso. (Hechos 21: 29) Y fue a Efeso a donde Pablo había enviado a Tíquico en otra ocasión.  (II Tim. 4:12) 

Lo que sí sabemos fuera de toda duda es que Tíquico es el portador de la carta, quizás enviada juntamente con la dirigida a los Colosenses. (Col. 4:7) De modo que Tíquico no era un extraño para estas iglesias y su asociación con el Apóstol Pablo era bien conocida.

Ahora a la carta. Siguiendo las costumbres de la época Pablo la termina con unas palabras de buen deseo (que puede verse como una oración). En esta despedida repite las mismas que aparecen justo al comienzo de Efesios: gracia y paz. Aúnque éstos son saludos y despedidas normales para las cartas de la época, Pablo ha transformado la versión pagana y la ha cristianizado utilizando de manera combinada dos palabras importantísimas en el Evangelio (Paz y gracia).

Y con estas hermosas palabras termina Efesios:

23 Paz sea a los hermanos, y amor con fe, de Dios Padre y del Señor Jesucristo. 24 La gracia sea con todos los que aman a nuestro Señor Jesucristo con amor inalterable. Amén.

©Jose R. Martinez-Villamil MD., MDiv., DD. (h.c.)

Texto bíblico tomado de la NVI

© Sociedad Bíblica Internacional

25 de abril de 2011.