RESUMEN

Efesios 03 (Bendecidos I)

Bendecidos 1

(1:3-14) 

Introducción

Hemos comenzado una interesante serie basada en la Epístola a los Efesios. Durante varias semanas estaremos desenterrando los tesoros de esta maravillosa carta.

Pero hoy, ¡al fin!, entramos a la consideración de esta hermosa sección de la Palabra de dios.

Bendecidos por Dios (1:3-14) 

I. Introducción: Algunos apuntes preliminares 

A. Estructura 

***¡Especialmente importante al tratar unos versos como estos!

OBSERVACIONES:

1. Una sola oración – En los versos 3 al 14 griego es una sola y complicada oración: “Dios nos ha… Por medio de…”

2. Al leer (especialmente cuando hemos leído la carta varias veces) percibimos cierta estructura en la carta.

3. Frase que se repite: “Para alabanza de su gloria” (delimita las tres secciones – 6, 12, 14) Se comenta más adelante.

4. Observación de la estructura general y la información que obtenemos de ella.   VER: Efesios_1_1-14_Estructura (al final de este documento).

B. Mención de la Trinidad: 

1. Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo… (1:3)

2. Padre (3-5); Hijo (6-12); Espíritu Santo (13-14). Varias menciones de la Trinidad en la carta: 1:3; 1:3-14; 2:18, 22; 3:4-5, 14-17; 4:4-6; 5:18-20.

3. Observamos que:

1. El Padre nos ha (…”en Cristo”) – Se comentará más adelante.

– Bendecido 

– Escogido

– Predestinado 

2. En Cristo tenemos

– Redención

– Perdón

– Conocimiento del misterio

– Herencia 

3. Sello (el Espíritu Santo)

C. Temas hallados en este pasaje (tratados más adelante)

1. Bendecidos por Dios

2. Escogidos (o predestinados) por Dios

3. “En Cristo”

4. “Lugares celestiales”

5. “Para la Gloria de Dios”

II. “Bendecidos”: Un lugar privilegiado

A. Bendito… bendecidos… – En el v. 3

  se bendice a Dios 

– y se reconocen las bendiciones de Dios.

B. Bendición… (3-14) 

1. En los versos 3 al 14 en el original griego es una sola y complicada oración. Pero básicamente lo que está diciendo es lo siguiente:

 Dios nos ha bendecido en Cristo

Escogiéndonos

Predestinándonos

Revelándonos   (“…el misterio de su voluntad”)

2. Y explica sobre esa bendición: 

Bendecidos”

– “Por Dios” “

– “Para la Gloria de Dios”

– “En Cristo”

“Con toda bendición espiritual”

“Lugares celestiales”

*** VER: Efesios_1_1-14_Estructura (al final de este documento).ESTRUCTURA

3 ¶ Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, 

– quien nos ha bendecido 

– en Cristo

– con toda bendición espiritual en los lugares celestiales.

  4 Asimismo, nos escogió en él 

– desde antes de la fundación del mundo, 

– para que fuésemos santos y sin mancha delante de él.

5 En amor nos predestinó 

– por medio de Jesucristo

  para adopción como hijos suyos, 

– según el beneplácito de su voluntad,

6 para la alabanza de la gloria de su gracia, 

– que nos dio gratuitamente en el Amado.

 7 En él [Jesucristo, v. 5] tenemos 

redención por medio de su sangre, 

– el perdón de nuestras transgresiones, 

– según las riquezas de su gracia

  8 que hizo sobreabundar para con nosotros 

– en toda sabiduría y entendimiento.

9 El [Jesucristo, v. 5] nos ha dado a conocer el misterio de su voluntad, 

– según el beneplácito que se propuso en Cristo,

  10 a manera de plan para el cumplimiento de los tiempos: 

– que en Cristo sean reunidas bajo una cabeza todas las cosas, 

– tanto las que están en los cielos como las que están en la tierra.

11 En él [Jesucristo, v. 5] también – recibimos herencia, 

– habiendo sido predestinados 

– según el propósito de aquel – que realiza todas las cosas conforme al consejo de su voluntad,

12 para que nosotros, 

– que primero hemos esperado en Cristo, 

– seamos para la alabanza de su gloria.

 13 En él [Jesucristo, v. 5] también vosotros, 

– habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, 

– y habiendo creído en él, 

– fuisteis sellados con el Espíritu Santo que había sido prometido,

  14 quien es la garantía de nuestra herencia 

– para la redención de lo adquirido,

– para la alabanza de su gloria.

Jose R. Martinez-Villamil MD., MDiv., DD. (h.c.)

Texto bíblico tomado de la NVI

© Sociedad Bíblica Internacional

7 de junio de 2010.