Jesus según su amigo Juan #27

Jesus

Jesús según su amigo Juan #27
“¡Qué bueno que Jesús se va!” (1)

Introducción

En lo que al Evangelio de Juan se refiere, la acción se detiene para dar paso a tres “apartes” en la narración, cada uno de ellos importante, interesantes y particularmente hermosos. Para la continuación en la trama de este día con el arresto de Jesús tendremos que esperar al capítulo 18.

A grandes rasgos, en el capítulo 15 Jesús enseña sobre la Vid y sobre la reacción del mundo a sus discípulos; en el 16 sobre el Espíritu Santo y en el 17 vemos la oración de Jesús por sus discípulos.

En el 14, del que nos ocupamos ahora, encontramos el anuncio de la partida de Jesús y sus enseñanzas sobre:

1. Compañía y esperanza (“No se angustien”)
2. Sobre el Hijo
3. Sobre el Padre-Hijo
4. Sobre el Espíritu Santo
5. Amor y obediencia

Nos acercaremos a este capítulo 14 tocando algunos de sus temas por separado. De modo que tenemos bastante tarea por delante. ¡Comencemos!

 

1. No se angustien (Compañía y esperanza)

Jesús se marcha… ¿Y ahora qué?

¿Cómo quedaría el ánimo de los 12?

Quizás no nos es muy fácil entender la importancia de este momento para los discípulos de Jesús. Ellos llevan tres años viviendo intensamente al lado del Maestro. No fuero solo sus enseñanzas y milagros, sino su misma compañía.

Durante estos tres años la convivencia había sido intensa e íntima. Esto hombres compartían toda su vida con el Maestro. Cuando las multitudes se apartaban, cundo llegaban las horas de la noche, los doce quedaban expuestos a la privacidad de Jesús, a sus enseñanzas particulares para ellos y al desarrollo de una relación que solo puede definirse como amistad.

Pero se acercaba el momento de la separación, separación cuyos motivos y programa desconocían totalmente. Para completar el cuadro, se encontraban en Jerusalén, donde las noticias de la resurrección de Lázaro y la anti climática entrada a la ciudad, habían caldeado el ánimo de los líderes religiosos en medio de una multitud de peregrinos presentes para la celebración de la Pascua, como un polvorín listo para explotar.

Y ahora Jesús habla de dejarlos…

Las palabras de Jesús registradas en este capítulo 14 de Juan seguramente no fueron comprendidas por los apóstoles. Mucho de lo dicho aquí no cobró sentido sino hasta después de la muerte y resurrección de Jesús.

Algo de la confusión causada por las palabras del Maestro se observa en la reacción de Tomás: “Señor, no sabemos a dónde vas, así que ¿cómo podemos conocer el camino?”

La respuesta de Jesús.

 

#1 NO SE ANGUSTIEN (ANGUSTIA, CONFIANZA, ESPERANZA)

14:1 »No se angustien. Confíen en Dios, y confíen también en mí. 2 En el hogar de mi Padre hay muchas viviendas; si no fuera así, ya se lo habría dicho a ustedes. Voy a prepararles un lugar. 3 Y si me voy y se lo preparo, vendré para llevármelos conmigo. Así ustedes estarán donde yo esté. 4 Ustedes ya conocen el camino para ir adonde yo voy.

angustia – literalmente “que sus corazones no se angustien en extremo”. La misma palabra usada en 11:33

Al ver llorar a María y a los judíos que la habían acompañado, Jesús se turbó y se conmovió profundamente.

1 Pe. 3:14 Por tanto, no os amedrentéis por temor de ellos, ni os conturbéis, (RVA)

angustia – literalmente “que sus corazones no se angustien en extremo”. La misma palabra usada en 11:33

Al ver llorar a María y a los judíos que la habían acompañado, Jesús se turbó y se conmovió profundamente.

La misma palabra se repite en 14:27 y Jesús añade en ese verso “no se acobarden”.

27 La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden. 

El mismo pensamiento de Pedro años más tarde, cuando escribe:

13 Y a ustedes, ¿quién les va a hacer daño si se esfuerzan por hacer el bien? 14 ¡Dichosos si sufren por causa de la justicia! «No teman lo que ellos temen, ni se dejen asustar.» (NVI)

1 Pe. 3:14 Por tanto, no os amedrentéis por temor de ellos, ni os conturbéis, (RVA)

Con estas palabras de Jesús podemos entender que Él no se refería solamente al tiempo inmediatamente después de su muerte/resurrección, sino también a lo que sería la experiencia constante de los creyentes de ahí en adelante: la persecución futura, de la que habla también Pedro.

Pero, ¿cómo no angustiarse o atemorizarse con lo que vendría?

Quizás no conocemos de la angustia y temor de las que Jesús habla a sus discípulos, motivada por la persecución. Pero, para hermanos nuestros de diversas partes del mundo, esta es su realidad diaria. Lugares como India,donde hace poco intentaron quemar vivo a un Pastor Evangélico, Bulgaria, donde se está a punto de restringir severamente la libertad religiosa y, por supuesto, Oriente Medio, donde, al menos en algunos países, se persigue abiertamente a los seguidores de Jesus, igual que otras naciones musulmanas en África.

Pero debemos recordar, sin desear ser alarmista, que esto puede cambiar. Grupos que supuestamente promueven la tolerancia, son particularmente intolerantes contra los cristianos. Las filosofías humanistas, materialistas y relativistas aumentarán su acoso contra nosotros solo porque seamos “políticamente incorrectos” al afirmar que, como dijo Jesús mismo, ÉL es el único camino a Dios. Y los grupos empeñados en cambiar los mores sexuales de toda la Historia con la agenda de crear una sociedad amoral. Todas estas fuerzas existen ya y no hay nada en el panorama futuro que sugiera que van a menguar. Así que necesitamos escuchar las palabras de Jesús en Juan 14:1 »No se angustien. Confíen en Dios, y confíen también en mí.

Por supuesto estas palabras aplican también a situaciones diversas donde nuestra fe es puesta a prueba. La. Ida está llena de esas y la vida Cristiana también. Enfermedad, muerte, desamparo, desempleo, dolor, rechazo y un largo etcétera nos deben llevar a escuchar nuevamente las palabras de nuestro Maestro para eliminar la angustia y para alimentar nuestra confianza en Dios, De lo que habla la segunda parte del verso 1.

 

#2. CONFÍEN (“en Dios… en mí”)

En la RV, recordarán, este verso reza: “creéis en Dios, creed también en mí”. Y ambas traducciones están correctas pues la palabra en el griego usada aquí se puede traducir de dos maneras.

Es la expresión verbal (creer, confiar) del nombre que usa en el Nuevo Testamento para fe.

La fe cristiana tiene ambas connotaciones: “creer lo que Dios ha dicho y confiar en lo que ha hecho”. Podemos darnos cuenta de cómo esto se ajusta al tema de la salvación. Pero igualmente, como aquí, a la vida cristiana en general, particularmente en los tiempos difíciles y de persecución. Podemos “creer lo que Dios ha dicho” en su Palabra y “confiar en lo que ha hecho” en el pasado.

Como sabemos por las Escrituras nuestra fe se purifica y fortalece en los momentos difíciles, especialmente en aquellos donde, como el Salmista, solo nos queda Dios.

Alzaré mis ojos a los montes; 
¿De dónde vendrá mi socorro? 
2 Mi socorro viene de Jehová, 
Que hizo los cielos y la tierra. 
(Salmo 121.1–2, RVR60)

 

#3. TENGAN ESPERANZA (del reencuentro.)

14:1 »No se angustien. Confíen en Dios, y confíen también en mí. 2 En el hogar de mi Padre hay muchas viviendas; si no fuera así, ya se lo habría dicho a ustedes. Voy a prepararles un lugar. 3 Y si me voy y se lo preparo, vendré para llevármelos conmigo. Así ustedes estarán donde yo esté.

La esperanza es una de las virtudes cristianas principales (las “virtudes teologales”): fe, esperanza y amor:  I Cor. 13:13 y I Tes. 1:3 (¡interesantemente las tres se mencionan en este capítulo 14 de Juan!).

La esperanza cristiana está basada en la actuación de Dios en el pasado y en Su intervención prometida en el futuro: el regreso de Cristo y todo lo que vendrá después.

La esperanza es necesaria para una vida saludable y solamente en Dios podemos hablar de ella porque, ¿qué esperanza puede tener el que no cree?

– Dawkins – es absurdo buscar sentido
– Camus – “”there is only one truly serious philosophical problem, and that is suicide””

Lo que nos obliga a preguntarnos, si este es un tema importante en las Escrituras y una gran necesidad en la gente, ¿por qué no está más frecuente en nuestra predicación? De la fe y del amor… hablamos mucho, pero no así de la esperanza. Me pregunto por qué. Quizás porque…

1. A pesar de todo lo malo que está el mundo, no queremos irnos de aquí.
2. La idea del “cielo” no nos resulta atractiva (si es que la creemos).
3. Se nos olvida lo esencial de la Esperanza en el mensaje cristiano y lo mucho que el mundo la necesita.
4. Nos avergüenza decir cosas como “Cristo viene” que pueden hacer que nuestro mensaje parezca menos sofisticado.

Pero la esperanza cristiana es parte importante de nuestro mensaje. De hecho, y aunque no la asociemos con el Antiguo Testamento, Romanos 15:4 nos dice:

De hecho, todo lo que se escribió en el pasado se escribió para enseñarnos, a fin de que, alentados por las Escrituras, perseveremos en mantener nuestra esperanza. 

Por lo que las promesas cumplidas por Dios producen esperanza.

4 De hecho, todo lo que se escribió en el pasado se escribió 
para enseñarnos, 
a fin de que, alentados por las Escrituras, 
perseveremos en mantener nuestra esperanza. 

El cumplimiento en Jesús de lo escrito el Salmo 69, es un ejemplo de
Promesas cumplidas.
La solidez de nuestra esperanza.

Y el pasaje de Romanos 15 sigue abundando en esto.

5 Que el Dios que infunde aliento y perseverancia les conceda vivir juntos en armonía…

8 Les digo que Cristo se hizo servidor de los judíos para demostrar la fidelidad de Dios, a fin de confirmar las promesas hechas a los patriarcas, 9 y para que los gentiles glorifiquen a Dios por su compasión, como está escrito: 

12 A su vez, Isaías afirma: (11:10)
«Brotará la raíz de Isaí, 
el que se levantará para gobernar a las naciones; 
en él los pueblos pondrán su esperanza.» 

13 Que el Dios de la esperanza los llene de toda alegría y paz a ustedes que creen en él, para que rebosen de esperanza por el poder del Espíritu Santo.

 

#4. COMPAÑÍA de el Espíritu Santo. Sobre esto hablaremos más adelante.

De manera que antes la crisis inminente en la vida de los discípulos causada por la partida de Jesús…
1. No se angustien.
2. Confíen
3. Tengan esperanza
4. No los dejo solos…

Ahora sigue el segundo tema que hallamos en el capítulo 14 de Juan.

 

2. Sobre el Hijo: CAMINO, VERDAD Y VIDA

5 Dijo entonces Tomás: 
—Señor, no sabemos a dónde vas, así que ¿cómo podemos conocer el camino? 
6 —Yo soy el camino, la verdad y la vida—le contestó Jesús—. Nadie llega al Padre sino por mí. 7 Si ustedes realmente me conocieran, conocerían también a mi Padre. Y ya desde este momento lo conocen y lo han visto. 

El planteamiento de las palabras de Jesús es fácil de entender. Jesús, el Hijo de Dios es la única persona (o manera) de llegar hasta Dios.

Pero, para muchos, no es fácil de aceptar. En este tiempo nuestro de relativismo, pluralismo y una tolerancia intolerante estas palabras son “políticamente incorrectas” e insultantes, seguras de herir la sensibilidad de muchos hoy para los que el pecado es inexistente, la religión irrelevante y la verdad absoluta un absoluto disparate.

Intentaré explicar por qué esto es así y por qué las palabras exclusivistas de Jesús (“yo soy el camino, la verdad y la vida”) son tan importantes hoy.

 

 

1. TRASFONDO: Posmodernidad y Relativismo
– Desarrollo del pensamiento
– la preeminencia de la razón auguró la decadencia de la fe
– Relativismo y Posmodernidad: el resultado

SI LA RAZÓN ES PREEMINENTE Y LA FE ES DECADENTE…

Religión:           Pluralismo.        CAMINO.      Islam

Ideas:               Tolerancia.        VERDAD.      Fe

Ética:                Autonomía.          VIDA       Eutanasia

 

 

2. PLURALISMO (todo camino a Dios es igual) – la religión es un fenómeno explicable.

“Un millar de caminos guían al hombre para siempre a Roma” (de Lille, Alain, Liber Parabolarum ,  c. 1175)

Definición

Imposibilidad filosófica – ¿Son todas las religiones iguales?:
la Humanidad y su problema.

Imposibilidad teológica : JESÚS ES EL CAMINO
Caso: EL ISLAM

 

 

3. TOLERANCIA – ¿Virtud o defecto?
La intolerancia de la tolerancia

ANTES la tolerancia consistía en la expresión de diferentes puntos de vista de  los demás, en la búsqueda de la verdad sobre algo.

HOY la tolerancia consiste en la admisión de diferentes y aun contradictorios puntos de vista como igualmente ciertos.

“Apertura solía ser la virtud que nos permitía buscar el bien usando la razón. Ahora significa aceptar todo y negar el poder de la razón.” (Allan Bloom)

La exclusividad de las religiones

La exclusividad del cristianismo: JESUS ES LA VERDAD

Caso: LA HOMOSEXUALIDAD

 

 

4. Autonomía – VIDA (la vida es un valor dispensable)
Materialismo (como filosofía) y el valor de la vida
Aborto y el valor de la vida
Mi vida me pertenece.

Dios es Dios de la vida: JESÚS ES LA VIDA

LA EUTANASIA

“Invictus”
William Ernest Henley (1849–1903)

“Más allá de la noche que me cubre
negra como el abismo insondable,
doy gracias a los dioses que pudieran existir
por mi alma invicta.
En las azarosas garras de las circunstancias
nunca me he lamentado ni he pestañeado.
Sometido a los golpes del destino
mi cabeza está ensangrentada, pero erguida.
Más allá de este lugar de cólera y lágrimas
donde yace el Horror de la Sombra,
la amenaza de los años
me encuentra, y me encontrará, sin miedo.
No importa cuán estrecho sea el portal,
cuán cargada de castigos la sentencia,
soy el amo de mi destino:
soy el capitán de mi alma.”

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial