Jesus según su amigo Juan #30

Jesus

Jesús según su amigo Juan #30
“¡Qué bueno que Jesús se va!”

Introducción
Repaso del momento en la vida de Jesús
Pascua
Lavado de pies.Se anuncia la traición de Judas.
Se anuncia la negación de Pedro.
Se anuncia la muerte de Jesús (“se va”)

Capítulo 15 Jesús enseña sobre la Vid

Ya en el capítulo 15 de Juan nos encontramos en uno de los “apartes” antes de que la acción prosiga con el arresto de Jesús. Como ya comenzamos a ver en el programa anterior, haciendo uso de la bella metáfora de la vid (vid, pámpanos, labrador) el Señor Jesús nos deja una serie de importantes enseñanzas.
sobre la íntima relación del Señor con sus discípulos y las consecuencias de dicha relación.

1 »Yo soy la vid verdadera… mi Padre es el labrador.(Enseñanzas)

#1 LIMPIEZA (para lograr el máximo fruto posible) – La poda

2 Toda rama que en mí no da fruto, la corta; pero toda rama que da fruto la poda para que dé más fruto todavía. 3 Ustedes ya están limpios por la palabra que les he comunicado. 

Vimos aquí del poder de La Palabra de Dios para limpiarnos y así llevarnos a una vida de más fruto.

Pero también hemos dedicado un tiempo a la consideración del papel de las pruebas en ese proceso de limpieza, como lo vimos en Hebreos 12 (v. 6 “porque el Señor disciplina a los que ama, y azota a todo el que recibe como hijo”). Acto seguido,  aclaramos la distinción entre Tribulación, Tentación y Prueba.

Tribulación – Presión desde afuera, persecución

Tentación – “Invitación a pecar”
La tentación…
1. NO es pecado
2. Puede llevar al pecado
3. Puede ser vencida

Prueba – Decisión en cuanto a nuestra fe/fidelidad

1. I Pedro

Después de esto, y basándonos en I Pedro consideramos la clara enseñanza

La naturaleza de las pruebas (6)
1. “pruebas” – figura de la prueba a la que son sometidas las monedas de metal
– no problemas sino sufrimientos por ser Xtnos

2. “diversas”
a. Murmuración y vituperios injustificados
b. Sufrimiento físico -“abofeteados”
c. Sufrimiento injusto …Como Cristo

3. Inevitabilidad de prueba (persecución)- I Ped. 4:11-13
12 Queridos hermanos, no se extrañen del fuego de la prueba que están soportando, como si fuera algo insólito. 13 Al contrario, alégrense…

4. Propósito de las Pruebas (v. 7)
7 El oro, aunque perecedero, se acrisola al fuego. Así también la fe de ustedes, que vale mucho más que el oro, al ser acrisolada por las pruebas demostrará que es digna de aproba-ción, gloria y honor cuando Jesucristo se revele.
a. Purificación
b. Alabanza, Gloria y Honor

2. Santiago

Hicimos lo mismo con la carta de Santiago
1. “Dios pone el hombre a prueba, pero no lo induce al pecado.”

2. Tentaciones y Pruebas
a. Gozosos en la prueba
b. Aprobados en la tentación

3. El GOZO de la prueba: RESULTADO
1:…Permítanles completar su trabajo en ustedes hasta que sean maduros y rectos sin necesitar nada más. Pero si necesitan sabiduría…

a. Constancia (perseverancia) – cada vez más fuerte
b. Madurez (“perfección”) – la persona
c. Carácter (comportamiento recto) – sus acciones
d. Completos… (no les falta nada)

Y finalizamos el programa anterior con la canción del cantante gitano Antonio Remache, luego de la muerte de  su esposa. Por ejemplo…

Me considero hoy dichoso
De que estés trabajando
De que cumplas tu propósito
Y el modelo deseado.

Y aunque sea doloroso
Me daré por bien pagado
Te haré fácil la tarea.
Haré más dócil mi barro.

Te prometo no romperme
Cuando estés trabajando
Aunque calientes el horno
Más de lo acostumbrado.

Y aunque sea doloroso
Me daré por bien pagado
Te haré fácil la tarea.
Haré más dócil mi barro.

——————-

#1 LIMPIEZA
Concluimos pues que una de las poderosas enseñanzas que el Maestro nos dejó con el pasaje de la vid, es que, de la misma manera que hace el agricultor con la planta de la vid, hace el Padre con nosotros: limpiarnos para que glorifiquemos a Dios dando más fruto y esto a través de Su Palabra y de las pruebas.

La segunda enseñanza de este bello pasaje es sobre la dependencia que los creyentes tenemos de Jesús.

#2 DEPENDENCIA

4 Permanezcan en mí, y yo permaneceré en ustedes. Así como ninguna rama puede dar fruto por sí misma, sino que tiene que permanecer en la vid, así tampoco ustedes pueden dar fruto si no permanecen en mí. 

5 »Yo soy la vid y ustedes son las ramas. 

Una íntima relación de dependencia de la que depende dar fruto.

La imagen es sencilla, pero poderosa. Las ramas o pámpanos dependen absolutamente de la vid para su sostenimiento y, por lo tanto, para dar fruto. El agua y los nutrientes a los que pueda acceder provendrán exclusivamente de la vid. Igual con nuestro Señor y nuestra vida espiritual.

Más adelante en el Nuevo Testamento el Apóstol Pablo menciona con frecuencia el estar “en Cristo” como aquello de lo que depende todo lo que somos y tenemos en Él.

Sin querer desviarnos demasiado de Juan y de la enseñanza de la vid, me parece necesario en este punto al menos mencionar el cómo se puede dar en nuestra vida ese “permanecer” en Él.

Los cristianos hablamos frecuentemente de la idea de tener una “relación personal” con Cristo. Pero me temo que muchas veces, además de haberse convertido en uno de nuestros clichés favoritos, mencionamos la frase de una manera más abstracta que práctica y vacía de significado real.

Pero para nosotros los cristianos esta relación con nuestro Señor debe ser real, diaria y vital. Y se trata no solamente de orar y leer la Biblia, sino también de cultivar una relación íntima con Dios, constante y real, a través del Espíritu en la que crecemos continuamente; en la que vamos conociendo más y mejor a nuestro amado.

Nuestro Dios, que se ha revelado en las Escrituras quiere ser conocido y tanto el Antiguo Testamento como el Nuevo Testamento hablan del tema.

Jer. 9:24 Si alguien ha de gloriarse, 
que se gloríe de conocerme 
y de comprender que yo soy el Señor, 
que actúo en la tierra con amor, 
con derecho y justicia, 
pues es lo que a mí me agrada 
—afirma el Señor—

Fil. 3:10…a fin de conocerle.

#1 LIMPIEZA
#2 DEPENDENCIA
#3 RESULTADO: FRUTO

El que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto; separados de mí no pueden ustedes hacer nada. 
6 El que no permanece en mí es desechado y se seca, como las ramas que se recogen, se arrojan al fuego y se queman. 
7 Si permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, 
– pidan lo que quieran, y se les concederá. 

Como sabemos, la imagen de un buen fruto es común en el Nuevo Testamento para referirse al resultado de la obra de Dios en la vida del creyente. Y, sin lugar a dudas, y extendiendo un poco nuestra aplicación, este fruto puede representar el cambio en nuestra conducta, nuestras buenas obras y, por supuesto, el fruto del Espíritu. Pero más adelante en el capítulo 15 Jesús es más específico:

 12 Y éste es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros, como yo los he amado. 13 Nadie tiene amor más grande que el dar la vida por sus amigos. 14 Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando. 15 Ya no los llamo siervos, porque el siervo no está al tanto de lo que hace su amo; los he llamado amigos, porque todo lo que a mi Padre le oí decir se lo he dado a conocer a ustedes. 16 No me escogieron ustedes a mí, sino que yo los escogí a ustedes y los comisioné para que vayan y den fruto, un fruto que perdure. Así el Padre les dará todo lo que le pidan en mi nombre. 17 Éste es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros. 

Ya habíamos visto este tema en nuestra consideración de 14:21-23, 28-29. El amor entre los hermanos es el fruto que trae gloria a Dios.

RESULTADO: PADRE GLORIFICADO

8 Mi Padre es glorificado cuando ustedes dan mucho fruto y muestran así que son mis discípulos. 

ESCOGIDOS PARA FRUTO Y GLORIA DEL PADRE

16 No me escogieron ustedes a mí, sino que yo los escogí a ustedes y los comisioné para que vayan y den fruto, un fruto que perdure. Así el Padre les dará todo lo que le pidan en mi nombre. 17 Éste es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros.

#1 LIMPIEZA
#2 DEPENDENCIA
#3 RESULTADO: FRUTO

#4 AMOR, AMISTAD, OBEDIENCIA y CONSECUENCIA
– inseparabiidad de amor y obediencia

SU AMOR

9 »Así como el Padre me ha amado a mí, también yo los he amado a ustedes. Permanezcan en mi amor. 10 Si obedecen mis mandamientos, permanecerán en mi amor, así como yo he obedecido los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. 11 Les he dicho esto para que tengan mi alegría y así su alegría sea completa. 

La realidad (o no) de nuestro amor al Señor queda evidenciada con la obediencia a Él. Permanecer en Cristo (en su amor) solo es posible cuando permanecemos en obediencia a Él.

Me pregunto cuál sería el resultado de un análisis de nuestro amor a Dios a través de este criterio (la obediencia). Aun cuando el amor sea percibido o aun explicado como una experiencia subjetiva, bíblicamente es imposible desvincular el amor y la obediencia. De manera que la experiencia “subjetiva” del amor puede ser experimentado como una realidad concreta, visible y medible a través de la obediencia.

Lo mismo sucede con el siguiente punto.

AMOR A OTROS

12 Y éste es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros, como yo los he amado. 13 Nadie tiene amor más grande que el dar la vida por sus amigos. 14 Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando. 15 Ya no los llamo siervos, porque el siervo no está al tanto de lo que hace su amo; los he llamado amigos, porque todo lo que a mi Padre le oí decir se lo he dado a conocer a ustedes. 

La misma enseñanza la encontramos también en 1ra Juan. Nuestro amor a Dios es validado con nuestro amor a los hermanos. Es imposible decir que amamos a Dios si no amamos a los hermanos. Y este amor, por supuesto, demostrado de formas concretas, tanto en lo que hacemos (ayudar, apoyar, animar… “unos a otros”) como en lo que no hacemos (criticar, murmurar, mentir…  “unos a otros”).

Debemos… unos a otros…
-Ro. 12:10  prefiriéndoos
-I Co. 16:20   beso
-I Cor. 12:25  preocuparnos
-Gal. 5:13  servirnos
-Efe. 4:32  benignos; misericord; perdón
-Efe. 5:21  someterse
-I Pe. 4:9  hospedarse
-I Tes. 5:14-15  alentar; sostener; paciencia
-I Co. 1:10  unidad
-I Juan 1:7  comunión
-Efe. 4:25  miembros
-Ro. 12:16  unánimes
-Mar. 9:50  paz
-Ro. 12:15  gozar y llorar
-Col. 3:13  soportar
-Fil. 2:3-4  humillarnos
-I Cor. 10:24  buscar bien del otro
-Santiago 5:16  confesar y orar
-I Pe. 4:10  ministrar
– I Tes. 5:14-15  alentar y sostener
-Heb. 10:24  estimular
-I Tes. 5:11  animar y edificar
-I Tes. 4:18  alentar y enseñar
-Col. 3:16   exhortar
-Heb. 3:13; 10:25  exhortar

 

No debemos… unos a otros…
Rom. 14:13  juzgar
I Cor. 4:6  envanecerse
Gal. 5:26  irritarse, envanecerse
I Tes. 4:6  agravar
I Tes. 5:15  pagar mal por mal
Col. 3:9  mentir
Santiago 4:11  murmurar
Santiago 5:9  quejas

El amor a Dios y el amor al prójimo son la evidencia de una vida cambiada, de un Nuevo Nacimiento. Lo que es imposible para la Ley lograr, el Espíritu Santo lo ha hecho en el creyente. Hemos sido capacitados en nuestra regeneración para amar a Dios y para amar a nuestro prójimo.

Así que, aunque pueda sonar exagerado a algunos, aquí tenemos los criterios bíblicos para ver si de verdad se ha nacido de nuevo. Como el resumen de la Ley: “Amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a sí mismos“.

Pero, si por un lado nuestro amor a Dios nos acerca a nuestros hermanos, exactamente lo opuesto sucede con el mundo. Son varios versos los que enseñan sobre esto en el capítulo 15 de Juan.

ABORRECIDOS (consecuencias)

18 »Si el mundo los aborrece, tengan presente que antes que a ustedes, me aborreció a mí. 19 Si fueran del mundo, el mundo los amaría como a los suyos. Pero ustedes no son del mundo, sino que yo los he escogido de entre el mundo. Por eso el mundo los aborrece. 20 Recuerden lo que les dije: “Ningún siervo es más que su amo.” Si a mí me han perseguido, también a ustedes los perseguirán. Si han obedecido mis enseñanzas, también obedecerán las de ustedes. 21 Los tratarán así por causa de mi nombre, porque no conocen al que me envió. 22 Si yo no hubiera venido ni les hubiera hablado, no serían culpables de pecado. Pero ahora no tienen excusa por su pecado. 23 El que me aborrece a mí, también aborrece a mi Padre. 24 Si yo no hubiera hecho entre ellos las obras que ningún otro antes ha realizado, no serían culpables de pecado. Pero ahora las han visto, y sin embargo a mí y a mi Padre nos han aborrecido. 25 Pero esto sucede para que se cumpla lo que está escrito en la ley de ellos: “Me odiaron sin motivo.” 

Aunque intelectualmente entendemos de lo que Jesús habla aquí, cuando nos llega el momento, pareciera que en realidad no entendemos: Experimentaremos presión (prueba, persecución) simplemente por el hecho de seguir a Jesús.

En varias ocasiones Jesús lo mencionó.

Luc. 23:31 Porque si esto se hace cuando el árbol está verde, ¿qué no sucederá cuando esté seco?

Mat. 5:10 Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.

Mat. 10:22 Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre…

Luc. 21:12 Pero antes de todas estas cosas os echarán mano, y os perseguirán, y os entregarán a las sinagogas y a las cárceles, y seréis llevados ante reyes y ante gobernadores por causa de mi nombre.

Juan 15:20 – Acordaos de la palabra que yo os he dicho: El siervo no es mayor que su señor. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán;

Jesús resumió la causa de esta reacción del mundo en su oración en Juan 17, que consideraremos más adelante.

16 Ellos no son del mundo, como tampoco lo soy yo.

La causa de las pruebas en el primer siglo:

1. Hx.: la “impiedad” de los cristianos El primer siglo fue uno de “avivamiento” religioso en Roma: Mezcla de rels orientales (Isis, Mitra, astrología, demonología). A éstos se añade culto imperial.

Carta de Plinio (c. 110-111) que visita área de Bitinia por orden del emperador Trajano, atiende queja sobre ctnos. En su carta-informe describe sus prácticas y luego les describe como “una clase de culto degenerado, llevado a extremos extravagantes.” Los historiadores Tácito y Suetonio (contemporáneos de) llaman al cristianismo una “superstición” malvada y mortal… (Esta descripción (superst) se refiere a las pract rel de otros pueblos… que le separan del resto dela sociedad).
“En Roma la religión muy ligada a vida social y política. La práctica de la religión (piedad) sostenía la vida del estado. La nueva superstición cristiana la minaba”; era “una afrenta al mundo social y religioso romano.” (Ch Hx #27, pp. 16-19).
Pecados de los cristianos: ateísmo; otro Señor; canibalismo; incesto

Pablo en Atenas

Viendo esto podemos entender la reacción hostil de parte del pueblo (no solo de los judíos) ante la predicación del Evangelio como lo vemos en Hechos. Por ejemplo cuando Pablo predicó en Atenas.

En el ágora

En el areópago
18 Algunos filósofos epicúreos y estoicos entablaron conversación con él. Unos decían: «¿Qué querrá decir este charlatán?» Otros comentaban: «Parece que es predicador de dioses extranjeros.» …19 …—¿Se puede saber qué nueva enseñanza es esta que usted presenta?—le preguntaron—. 20 Porque nos viene usted con ideas que nos suenan extrañas, y queremos saber qué significan.
…32 Cuando oyeron de la resurrección, unos se burlaron

RAZONES
1. ¿Escándalo? – Un Mesías crucificado.

2. ¿Locura? –  Un dios encarnado y resucitado.

3. ¿Historia dudosa y desagradable?
– Nacimiento virginal
– Rey pobre
– Crucifixión

4. Suspicacia y menosprecio de la sociedad y de la élite intelectual como ya vimos antes.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial