Jesus según su amigo Juan #4

Jesus

¿Cómo sería si un amigo personal e íntimo de Jesús nos hubiera dejado una narración de sus tres años de ministerio? El Evangelio de Juan es exactamente eso : “Jesús según su amigo Juan”.

 

III. CAMINO A JESÚS

Luego de la “presentación” que hiciera JB

NOTA IMPORTANTE: Este pasaje no es que tenga el fin de enseñar cómo llegar a Jesús, pero lo ilustra perfectamente (providencialmente?)

Nuestro interés al considerar este pasaje no es meramente histórico-narrativo. Tiene una aplicación muy importante cuando hoy consideramos el tema de creer en Dios y de ser un seguidor de Jesús. También de la responsabilidad de los que ya creemos de llevar a otros a Jesús y, como Juan decir: “Te presento a mi amigo Jesús”. Porque…

Todo el mundo cree en algo.
Todo el mundo cree en aquello que ha decidido creer.
La decisión de en qué creer no siempre está basado en un razonamiento coherente.
Las objeciones a la fe rara vez son puramente intelectuales.
La persona que sinceramente busca, debe hacerlo con la disposición a creer. Dios no obliga a nadie a creer.

¿Cómo llegar a Jesús? ¿Cómo llegaron los primeros discípulos?

 

1. OYERON (DE EL)

35 Al día siguiente, Juan [Bautista] se encontraba de nuevo allí con dos de sus discípulos. 36 Fijándose en Jesús que pasaba, dice: «He ahí el Cordero de Dios».

Es importante que hablemos de Jesús (Rom. 10:16)

Pero no todos obedecieron a la Buena Nueva. Porque Isaías dice: ¡Señor!, ¿quién ha creído a nuestra predicación? 17 Por tanto, la fe viene de la predicación, y la predicación, por la palabra de Cristo.

 

2. OYERON (A EL)

37 Los dos discípulos [de JB, uno de ellos Andrés] lo oyeron hablar así y siguieron a Jesús. [¿Qué/cómo hablaba Jesús?]

Juan 7:46 Respondieron los guardias: «Jamás un hombre ha hablado como habla ese hombre.»

Juan 6:63b Las palabras que les he dicho son espíritu
y son vida.

6:68 Le respondió Simón Pedro: «Señor, ¿a quién vamos a ir? Tú tienes palabras de vida eterna, 69 y nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo de Dios*.»

No basta oír de Jesús; hay que escucharlo a ÉL

 

3. PREGUNTARON

38 Jesús se volvió y, al ver que lo seguían, les dice: «¿Qué buscan?» Ellos le respondieron: «Rabbí —que quiere decir, ‘Maestro’— ¿dónde vives?»

Es responsabilidad de quien oye indagar. (Los próximos tres puntos.) – Comparar con Juan 9

 

4. SIGUIERON (Mat. 7:7-8)

Juan 1:39 Les respondió: «Vengan y lo verán.» Fueron,

7 «Pidan y se les dará; busquen y hallarán; llamen y se les abrirá. 8 Porque todo el que pide recibe; el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.

 

5. QUEDARON (Mat. 7:7-8)

…pues, vieron dónde vivía y se quedaron con él aquel día. Eran más o menos las cuatro de la tarde.

 

6. ENCONTRARON (Mat. 7:7-8)

40 Andrés, el hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que habían oído a Juan y habían seguido a Jesús. 41 Éste encuentra primeramente a su propio hermano, Simón, y le dice: «Hemos encontrado al Mesías»

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *