RESUMEN

VI. El Precursor: Juan el Bautista – Cap. 3:1-12. 

Juan el Bautista es una no de los personajes más olvidados o menospreciados de la Biblia. Su recuerdo parece limitarse al de su excéntrica figura y dieta así como a su trágica muerte a manos de Herodes. Sin embargo, en Juan el Bautista encontramos a uno de los más grandes personajes de la Biblia. Con él termina una época importante.

 

Origen

Persona  

Ministerio  

Mensaje

Misión (anunciar, preparar el camino)

Soy una voz.. 1:22ss

23 —Yo soy la voz del que grita en el desierto: “Enderecen el camino del Señor”e—respondió Juan, con las palabras del profeta Isaías. 

 

Soy… 1:25, 27

 

Cumplimiento… 1:25, 27 ( Profecía Is. 40::3-6)

Obra: bautizar

Actitud: “Que Él crezca…” (Juan 3:28-30)

 

VII. El Bautismo (3:13-17)

El bautismo de Jesús por Juan el Bautista es sin duda una de las escenas de los Evangelios más conocida. Eso no significa que esté libre de preguntas importantes.

 

1. ¿Porque se bautizó Jesús?

 

2. ¿Donde se bautizó Jesús?

 

3. ¿Cuál es el significado de este momento?

 

¿Porque se bautizó Jesús?

«Hay que cumplir toda justicia”. Esta frase significa algo como “Hagámoslo como te digo, pues nos conviene cumplir con lo que es correcto.” (Mat. 3:15)

 

Esos ser bautizado por Juan representó el reconocimiento público de parte de Dios del bautismo de Juan.

¿Donde se bautizó Jesús?

Aunque los visitantes a las tierras bíblicas son conducidos al lugar donde Jesús fue bautizado, la realidad es que, como ocurre con otros lugares relacionados a la vida y ministerio de Jesús, no siempre estamos seguros de su ubicación.

 

Por Mateo sólo sabemos que Jesús fue «de Galilea al Jordán». Es en el evangelio de Juan donde se nos da algo más de detalles (Juan 1:28).

 

La confusión o controversia estriba en que no es posible estar seguros de a qué se refiere Juan con «Betania, al otro lado del río Jordán». Por supuesto que no se trata de la Betania donde residían Marta, María y Lázaro, los amigos de Jesús. Esta Betania estaba en la provincia de Judea. 

 

Sea como fuese Jesús fue bautizado por Juan muy probablemente en la actual Jordania, al otro lado del río Jordán fuera del control del rey Herodes.

 

 

¿Cuál es el significado de este momento?

Aunque nos llame mucho la atención la figura de la paloma (El Espíritu Santo “en forma de paloma”) que desciende sobre Jesús, paloma que, de hecho, aparentemente sólo vieron Jesús y Juan el Bautista, son quizás las palabras que se escucharon desde el cielo lo más importante en este incidente de la vida de Jesús.

 

Aunque la designación que Juan el Bautista da de Jesús como el «cordero de Dios que quita el pecado del mundo» es importante y hermosa, no compara con las palabras de aprobación del Padre celestial.

 

«Éste es mi Hijo amado; estoy muy complacido con él.» 

Mt 3.17.

 

 

[NOTA: Las secciones en inglés corresponden a trabajos escritos por el autor.]

 

VII. La Tentación (4:1-11)

Contexto de la historia:

1. Es el Espíritu quien lo lleva.

2. Jesús está lleno del ES.

3. Cuarenta días en ayuno.

4. El tentador lo tienta (prueba)

 

Varios puntos de importancia:

A. Primero, la naturaleza humana de Jesús.

1. Las dos naturalezas de Jesús: Verdadero Dios y verdadero hombre.

 

2. Tendemos a restar importancia a su naturaleza humana. La Biblia es clara en la humanidad de Jesús.

 

3. Por eso, fue tentado.

En el desierto (Mateo 4). “Y otras muchas” (Lucas).

En Getsemaní.

En la cruz

 

B. Segundo, tentaciones y contestaciones

1. Tres tentaciones

Pan 

4:2 Después de ayunar cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre. 3 El tentador se le acercó y le propuso: 

—Si eres el Hijo de Dios, ordena a estas piedras que se conviertan en pan. 

Pináculo

4:6 —Si eres el Hijo de Dios, tírate abajo. Porque escrito está: 

“Ordenará que sus ángeles 

te sostengan en sus manos, 

para que no tropieces con piedra alguna.”

 

Salm. 91:11 Porque él ordenará que sus ángeles 

te cuiden en todos tus caminos. 

12 Con sus propias manos te levantarán 

para que no tropieces con piedra alguna. 

 

Poder 

4:8-9 De nuevo lo tentó el diablo, llevándolo a una montaña muy alta, y le mostró todos los reinos del mundo y su esplendor. 

9 —Todo esto te daré si te postras y me adoras.