RESUMEN

Ovejas y cabras

Esta enseñanza es única a Mateo. En el contexto en que la tenemos se refiere, igual que a las dos que le anteceden, a como debe vivir el seguidor de Jesús entre tanto regresa.

 

Pero antes de entrar en ella tenemos una tarea pendiente. ¿Es esta historia una parábola como las otras dos? Si no fuese así, ¿es entonces una descripción literal de lo que ocurrirá en el juicio al final de los tiempo?

 

Para comenzar, el inicio de la tercera historia es diferente de las otras dos.

 

En lugar de comenzar con “el reino de los cielos será como…” Comienza con el el regreso del Hijo del Hombre y el Rey ya sentado sobre su trono. ¿Representa esto la misma cosa, el mismo contexto que si hubiera dicho “el reino de los cielos será como…”?

 

Comparémoslas. 

1. En las tres hay dos grupos representados.

2. En las tres, más que una acción en particular, se juzga el carácter y, entendemos, su relación con Dios y, por lo tanto, su salvación. Hay elementos positivos y negativos.

3. En las tres hay una encomienda explícita (administrar dinero) implícita (estar preparados; servir correctamente.

4. En las tres (como suele suceder con las parábolas, se da un giro inesperado en la historia:

Por supuesto existen algunas diferencias.

En la tercera el juicio no es sólo a Israel sino a “32 Todas las naciones“

 

Así que podemos suponer que esta tercera historia es también una parábola.

 

El detalle es importante porque esto indica que ya desde el inicio de esta comparecencia, el juicio ya está hecho sobre la naturaleza de los comparecientes. Aquí no se va a decidir el destino de cada grupo, sino que expondrán los motivos de la decisión. El destino de cada grupo está ya decidido, para unos el reino preparado para ellos (las ovejas) y para los otros (las cabras) el fuego eterno.

 

Para esto habría que aclarar varias cosas, pero primero la consabida advertencia.

 

Ya dado el significado de lo que hoy llamamos acción social en este pasaje (vestir, dar comida, visitar en la cárcel) este pasaje ha sido utilizado para insistir en la responsabilidad social de la Iglesia.Como con otros pasajes de la biblia las diferentes interpretaciones abundan.

 

La historia entonces se refiere a la buena acción inadvertida de los que siguen a Jesús para con aquellos más frágiles y débiles y la ausencia de acción de los que no siguen al maestro.

 

Nuevamente tenemos un dilema en la interpretación como con la historia anterior. Porque pareciera que son las acciones de estas ovejas en favor de los pequeños las que les hacen ganar la salvación y la ausencia de estas obras la condenación a los cabritos.

 

Creo que nuevamente este no es el caso. Sencillamente, al describirse la acción entre tanto llega el señor se da por sentado que aquellos que siguen a Jesús harán las buenas obras que de ellos se esperan especialmente dirigidas a sus hermanos más frágiles.

 

Más allá de la discusión de la posibilidad de una salvación “por obras “, que no es el caso aquí, estos versos son una clara referencia a la acción regular y normativa de una Iglesia viva, de seguidores de Jesús que viven como vivió su maestro. Aunque las obras de los creyentes no van dirigidas solamente a sus hermanos, Estos si tienen prioridad (“primero los de la casa de Dios”).

 

Este espíritu, de ayuda desinteresada y por amor, debe guiarla”Acción social” de la iglesia. La Iglesia tiene que dejar de sentir. El evangelio que proclamamos tiene que presentarse no sólo en palabras sino también en acciones. Lo tenemos que hacer de manera desinteresada, ni siquiera esperando agradecimiento o conversión de aquellos a los que servir servimos. Como en otras ocasiones, del fruto se encarga Dios.

 

 

 

Si aceptamos esta lectura nos damos cuenta de que no sólo estamos ante la ineludible expresión del amor de Cristo hacia nuestros hermanos si no también la expresión del mensaje evangelístico a aquellos que no conocen a Jesús de una manera práctica, real, tangible.