Reflexiones sobre PMR de Jesús #4

El sol se ocultaba en el horizonte derramando sus rayos de luz roja. Sobre el monte, sus siluetas delineadas por la luz, tres cruces salpicadas de sangre. De la cruz central el cadáver de un convicto era bajado por manos amigas deseosas de tributarle un último adiós. Era el 15 del mes Nisán judío, año 29 de nuestra era. El lugar, Jerusalén; el monte, el Gólgota; el ajusticiado: Jesús de Nazaret.

 

#4 La Cruz: ¿Victoria o derrota? Is. 53

Griegos, romanos y judíos

Pablo

A. En él se conjugan las tres
Gentil – Sabiduría (I Cor. 1:24; 2:2)
Romano – Poder (I Co. 1:24)
Judío  – Justificación (Ro. 5:9)

B. Gloria (Gal. 6:14)
En cuanto a mí, jamás se me ocurra jactarme de otra cosa sino de la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por quien el mundo ha sido crucificado para mí, y yo para el mundo.

Isaías 53
Sus sufrimientos

 3 Fue despreciado y desechado por los hombres, varón de dolores y experimentado en el sufrimiento. Y como escondimos de él el rostro, lo menospreciamos y no lo estimamos.
 4 ¶ Ciertamente él llevó nuestras enfermedades y sufrió nuestros dolores. Nosotros le tuvimos por azotado, como herido por Dios, y afligido.

 

El propósito del sacrificio

5 Pero él fue herido por nuestras transgresiones, molido por nuestros pecados. El castigo que nos trajo paz fue sobre él, y por sus heridas fuimos nosotros sanados.

La causa: Nuestra condición.

 6 Todos nosotros nos descarriamos como ovejas; cada cual se apartó por su camino. Pero Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.

Su carácter

7 El fue oprimido y afligido, pero no abrió su boca. Como un cordero, fue llevado al matadero; y como una oveja que enmudece delante de sus esquiladores, tampoco él abrió su boca.

Su muerte

Su resurrección

8 Por medio de la opresión y del juicio fue quitado. Y respecto a su generación, ¿quién la contará? Porque él fue cortado de la tierra de los vivientes, y por la transgresión de mi pueblo fue herido.
9 Se dispuso con los impíos su sepultura, y con los ricos estuvo en su muerte. Aunque nunca hizo violencia, ni hubo engaño en su boca,

El fruto de su sacrificio.

10 ¶ con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo, y le hirió. Cuando se haya puesto su vida como sacrificio por la culpa, verá descendencia. Vivirá por días sin fin, y la voluntad de Jehová será en su mano prosperada.
11 A causa de la angustia de su alma, verá la luz y quedará satisfecho. “Por su conocimiento mi siervo justo justificará a muchos, y cargará con los pecados de ellos.
 12 Por tanto, yo le daré parte con los grandes, y con los fuertes repartirá despojos. Porque derramó su vida hasta la muerte y fue contado entre los transgresores, habiendo él llevado el pecado de muchos e intercedido por los transgresores.

 

#5 El Móvil

Introducción: Cada vez que examinamos el evento de la cruz, sin importar el ángulo de nuestro examen, podemos escuchar el eco de la voz de Dios resonando en los confines del Cosmos: “Te amo”.

I. El amor de Dios

Primero, algo que aclarar
A. ¿Un Dios impasible?: AT – “Hesed” en hebreo

B. Relación Dios-hombre
– Crea
– Bendice
– Lo busca

C. ¿Por qué?: El amor de Dios
– Define su carácter (Fil. 2:5-8)
– Define su acción    (Fil. 2: 5-8)
– Define su esencia (I Jn. 4:8)

Juan 3:16
Rom. 5:8

 

La Resurrección y Evangelio

Introducción
A. Lo hemos dicho antes. El cristianismo es una religión única. Quienes intentan ubicarle en la misma categoría que las otras religiones del mundo pecan de ignorancia.

B. Probablemente no hay punto donde esta verdad sea más clara y trascendente que en el de la Resurrección de Cristo, evento que los cristianos del mundo recordamos el domingo pasado.

C. No debe sorprendernos la atención que atrae esta doctrina. La muerte es un proceso irreversible. La muerte es…

1. Cese de funciones vitales
2. Nivel celular – “punto de no regreso”
3. El milagro de la vuelta a la vida

D. Hoy no hablaremos del hecho de la Resurrección ni de su veracidad. Ya hemos hablado de eso en otro momento. Hoy queremos hacernos varias preguntas:

1. ¿Cómo se relaciona la resurrección con la persona deCristo?
2. ¿Con su obra?
3. ¿Con nosotros?
4. Dicho de otra manera, ¿Por qué es tan importante?

Resurrección y Evangelio (Romanos)

– Al intentar contestar esta pregunta sobre la relación entre Resurrección y Evangelio nos damos cuenta que la Resurrección de Cristo está íntimamente ligada a casi toda doctrina cristiana.

A. Encarnación (Ro. 1:3-4)

3 Este evangelio habla de su Hijo, que según la naturaleza humana era descendiente de David, 4 pero que según el Espíritu de santidad fue designado con poder Hijo de Dios por la resurrección. Él es Jesucristo nuestro Señor. 

1. Lo que Jesús dijo de sí
2. El “trilema”
3. Señales (milagros) y La Señal (“Jonás”)
4. Resurrección – La proclamación que confirma que JC esel “HD con poder”
Exégesis. La mejor traducción (especialmente por el uso del verbo orizo, que más que declarar significa “designar”) es NO que Jesús fue declarado Hijo de Dios por la resurrección sino que fue declarado Hijo de Dios con poder por la resurrección. La diferencia es importante. No se indica que JC fue el HD a partir de la R. Las Escrituras son claras en la eternidad del Hijo y en su relación como tal con el Padre. Pero la encarnación supuso un “ocultamiento” de la gloria que el Hijo tuvo “antes que el mundo fuese” (Juan 17). Lo que se indica es entonces que su señorío de poder fue establecido para el Hijo, en su forma humana, por la Resurrección. Algo parecido a lo que dice Pedro en Hch. 2:36.

B. Justificación (4:23-25)

23 Y esto de que «se le tomó en cuenta» no se escribió sólo para Abraham, 24 sino también para nosotros. Dios tomará en cuenta nuestra fe como justicia, pues creemos en aquel que levantó de entre los muertos a Jesús nuestro Señor. 25 Él fue entregado a la muerte por nuestros pecados, y resucitó para nuestra justificación. 

1. Definición. Declarados justos por la fe.
2. Confirma el valor de la muerte de JC en la cruz
Exégesis. Las dos cláusulas del v. 25, siendo paralelas y construidas idénticamente en el griego, deben ser entendidas de manera semejante. La mejor interpretación es la de un efecto “prospectivo”: Cristo murió para perdonar nuestras transgresiones y fue resucitado para nuestra justificación. (Ver Murray)
Comentario. Usualmente asociamos la justificación con la muerte de Cristo en la cruz.  Es SU justicia la que, por la fe, nos es aplicada gracias a su muerte sustitutoria en la cruz. ¿Entonces qué?  Que esta muerte sustitutoria y su “efecto justificador” para el pecador no tienen valor a menos que sea ratificada por la resurrección.

C. Regeneración  (6:4-6)

4 Por tanto, mediante el bautismo fuimos sepultados con él en su muerte, a fin de que, así como Cristo resucitó por el poder del Padre, también nosotros llevemos una vida nueva. 5 En efecto, si hemos estado unidos con él en su muerte, sin duda también estaremos unidos con él en su resurrección. 6 Sabemos que nuestra vieja naturaleza fue crucificada con él para que nuestro cuerpo pecaminoso perdiera su poder, de modo que ya no siguiéramos siendo esclavos del pecado; 7 porque el que muere queda liberado del pecado. 

1. Definición – Cambio de deseo y capacidad de hacer elbien (Jer. 13:23)
– El hecho del Nuevo Nacimiento es un milagro. (AT: “Os daré un corazón nuevo… Escribiré mis mandamientosen vuestros corazones…”)
2. Resurrección
Comentario. En las Escrituras se enseña una identificación del creyente con el Señor JC. Hemos “muerto con Cristo” y “estamos sentados en los lugares celestiales” con él. Aquí  aplica especialmente a su muerte y resurrección. En la conversión “morimos y resucitamos”. Esto se simboliza gráficamente en el bautismo.

D. Santificación (7:4)

Así mismo, hermanos míos, ustedes murieron a la ley mediante el cuerpo crucificado de Cristo, a fin de pertenecer al que fue levantado de entre los muertos. De este modo daremos fruto para Dios. 

1. Definición. El cristiano está llamado a dar fruto. Ha sido salvado “para buenas obras.”

Fruto” . Sólo es posible por la resurrección. Relación con Juan 15:

Es su poder en nosotros el que produce el fruto.

2. Resurrección – Poder para la santificación y el fruto

Efe. 1
17 Pido que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre glorioso, les dé el Espíritu de sabiduría y de revelación, para que lo conozcan mejor. 18 Pido también que les sean iluminados los ojos del corazón para que sepan a qué esperanza él los ha llamado, cuál es la riqueza de su gloriosa herencia entre los santos, 19 y cuán incomparable es la grandeza de su poder a favor de los que creemos. Ese poder es la fuerza grandiosa y eficaz 20 que Dios ejerció en Cristo cuando lo resucitó de entre los muertos y lo sentó a su derecha en las regiones celestiales, 21 muy por encima de todo gobierno y autoridad, poder y dominio, y de cualquier otro nombre que se invoque, no sólo en este mundo sino también en el venidero.

E. Resurrección (8:11)

11 Y si el Espíritu de aquel que levantó a Jesús de entre los muertos vive en ustedes, el mismo que levantó a Cristo de entre los muertos también dará vida a sus cuerpos mortales por medio de su Espíritu, que vive en ustedes.

1. Definición. La esperanza del cristiano. La consumación de la salvación.
2. Resurrección. Nuestra seguridad está cimentada en la Palabra y en la obra de Dios. Para la historia, la tumba vacía es la garantía de la identidad del HD, y para el creyente, del cumplimiento de sus promesas.

F. Perseverancia (8:34-39)

34 ¿Quién condenará? Cristo Jesús es el que murió, e incluso resucitó, y está a la derecha de Dios e intercede por nosotros. 35 ¿Quién nos apartará del amor de Cristo? ¿La tribulación, o la angustia, la persecución, el hambre, la indigencia, el peligro, o la violencia? 36 Así está escrito: 
«Por tu causa siempre nos llevan a la muerte; 
¡nos tratan como a ovejas para el matadero!» 
37 Sin embargo, en todo esto somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. 38 Pues estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni lo presente ni lo por venir, ni los poderes, 39 ni lo alto ni lo profundo, ni cosa alguna en toda la creación, podrá apartarnos del amor que Dios nos ha manifestado en Cristo Jesús nuestro Señor. 

1. Definición. “Somos salvos… Seremos salvos… Estamos siendo salvados…”
2. Resurrección

Comentario. Cristo ha resucitado y está a la diestra de Dios en ministerio de intercesión en favor nuestro a la diestra del Padre (Heb. 7:24-25). Las acusaciones a las que estamos sometidos son muchas. Y los intentos por separarnos del amor de Dios aún más. Pero no les es posible lograr su propósito. Nuestro sacerdote (muerto, resucitado e intercesor) aboga en nuestro favor. La “perseverancia de los santos” es el resultado de la “Perseverancia del Santo,” esto es del ministerio actual de Cristo en los cielos. Su obra (aunque completa) no terminó en la cruz. Nadie nos puede separar de su amor.

 

El poder de la resurrección

Romanos 6:3-4; Efesios 1:17-19

I. ¿Por qué era necesario que Jesús resucitara? (No sólo morir.)
1. Testimonio de su confiabilidad – él lo  había dicho
2. Testimonio de su identidad – un Mesías muerto no salva
3. Testimonio de su credibilidad – era quien dijo ser
4. Testimonio de su invencibilidad

 

ASTILLAS

Me encontré contigo en una cruz llena de astillas, como astillada estaba mi alma. Allí me acariciaste con una gota que tiñó de rojo mi pasado. 

Fue entonces que, alzando mis ojos, vi  pies callosos, sucios y sangrantes; talones unidos por un clavo herrumbroso. Tus espinillas estaban marcadas por el tiempo y por las piedras del camino por donde fuiste arrastrado. 

En tus muslos, sangre seca y, entre ellos,  tu vergüenza al descubierto. Ante todos humillado.

No fue sino hasta ese momento que noté la dificultad de tus respiro,  cada uno parecía costarte la vida. Los músculos entre tus costillas y bajo la piel seca se retraían y tu peso pendía con dolor agudo de  clavos de hierro en tus manos destrozadas.

Tú cuello  mostraba  las venas  hinchadas y tu pulso  alborotado, sin ritmo mientras en tu cabeza un enjambre de aguijones se  ensañaban sobre tu frente y marcaban bajo tu pelo puntos rojos de dolor amargo. De esos puntos manaba sangre, la sangre con que me habías tocado

Observé entre lagrimas tu rostro macilento  contorsionado por el dolor, pero animado por la obediencia. Ojos tristes y apagados; párpados caídos bajo el peso de mil pecados y en tu boca, inexplicable, una sonrisa y una palabra de perdón.

Desde el cielo gritó el trueno de las nubes; cayó un gran llanto sobre la tierra; se rasgó tu cuerpo; las tumbas devolvieron sus muertos y se abrió la puerta que da acceso a Dios.

JRMV

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *